El unicornio europeo Klarna podría aumentar sus intereses

Klarna Bank AB es el unicornio fintech más valioso de Europa, un pionero en pagos en un sector en auge que Londres está cortejando para su posible cotización en bolsa, tiene un modelo de financiación que es amenazado por la emergente realidad de tasas de interés más altas.

La compañía sueca “compre ahora, pague después” otorga préstamos sin intereses de manera efectiva para que los compradores en línea puedan escalonar los pagos, mientras que los ingresos dependen de las tarifas comerciales y las multas por pago atrasado. Fue valorado en casi $46 mil millones el año pasado.

Utiliza una combinación de depósitos de clientes (ofrece cuentas bancarias convencionales en Suecia y Alemania) y deuda a corto plazo para financiar los préstamos. Este es un modelo que prospera en un mundo de bajas tasas de interés porque esa deuda tiende a ser muy barata y las tasas de los depósitos siguen siendo extremadamente bajas.

Pero las cosas están cambiando rápidamente. Las tasas de interés del Banco de Inglaterra ya están aumentando, la Reserva Federal de EE. UU. lo seguirá en marzo y hay apuestas de que el Banco Central Europeo también podría moverse este año. Dado el modelo detrás del rápido crecimiento de Klarna, el cambio que se producirá en 2022 tiene implicaciones para los costos de financiación.

“Todo el modelo de negocios se basa en márgenes muy delgados: no tiene la protección de los altos intereses que los proveedores de tarjetas de crédito cobran por el uso”, indicó John Colley, profesor de Warwick Business School y experto en tecnología financiera. “Una vez que el entorno se vuelve desagradable, todo se derrumba”.

Klarna se encuentra entre una serie de empresas de “compre ahora, pague después” que atraen la atención de los consumidores jóvenes y los inversores. Dice que tiene 90 millones de clientes activos y procesa 2 millones de transacciones al día. Otros incluyen Affirm, In 3 de PayPal Holdings Inc. y Afterpay, que fue comprado por Square Inc. de Jack Dorsey por $ 29 mil millones el año pasado.

3100 millones de coronas suecas

La deuda de la empresa incluye 3.100 millones de coronas suecas (297 millones de dólares) en bonos que vencen en los próximos dos años y un programa de papel comercial de 5.000 millones de coronas, una forma de deuda a corto plazo que se está volviendo menos popular debido a la tensión del mercado al inicio de la crisis. la crisis del covid-19.

Los bonos de Klarna con vencimiento en mayo de 2024 han bajado a un precio en efectivo de 99,748, el más bajo desde marzo del año pasado.

Klarna dijo a Bloomberg que solo una pequeña parte de sus préstamos se financia a través de la deuda y estima que el 80-85% proviene de los depósitos de los clientes. “El vencimiento promedio de la cartera de crédito de Klarna es de alrededor de 40 días. Como tal, el perfil de vencimiento de la financiación en general es más largo que el de los activos”, comunicó la compañía.

En un informe financiero de octubre pasado, Klarna dijo que los préstamos a los consumidores ascendían a unos 52.000 millones de coronas.

Los depósitos se situaron en 45.000 millones de coronas y los títulos de deuda en 8.100 millones de coronas, alrededor del 15% de la mezcla. Si bien esa proporción en sí misma no es una preocupación, el problema potencial se relaciona con la naturaleza de la deuda.

“Gracias al BCE, los costos de endeudamiento a corto plazo se mantendrán muy bajos durante el próximo año más o menos. Pero eventualmente, las tasas subirán y las empresas que lo usen tendrán que reevaluar su modelo”, dijo Pierre Boyer, jefe de deuda a corto plazo del administrador de fondos belga Candriam. “¿Significará eso un gran cambio para las instituciones financieras que usan esto? Absolutamente.

No ha invertido en papel comercial de Klarna, pero tiene posiciones en instrumentos similares de otras instituciones financieras europeas. La deuda de Klarna está mayoritariamente en manos de inversores suecos locales; Bloomberg intentó contactar a una selección de estos sin éxito.

Si bien los bancos tradicionales también toman prestado para prestar, Klarna es diferente porque no cobra intereses a los clientes si pagan a tiempo; solo cobra intereses sobre su producto de financiamiento regulado. Informó una pérdida antes de impuestos de 3.100 millones de coronas en los primeros nueve meses de 2021.

También está la fragilidad del papel comercial, donde los vencimientos suelen oscilar entre unos pocos días y unos pocos meses, que quedó expuesta en la agitación de los primeros días del brote de coronavirus.

Es probable que Klarna tenga que ajustar sus intereses y este cambio genere otros en compañías fintech similares. Es importante que nuestros lectores estén atentos, no solo por si poseen activos subyacentes relacionados sino también en caso de ser clientes de esta prestamista.

Mover hacia arriba
×
Tu código del bono:
La oferta del Bono ya se abrió en una ventana adicional. Si no te aparece, también puede abrirla haciendo clic en el siguiente enlace:
Ir al Proveedor