Estados Unidos considera la prohibición de importaciones de petróleo ruso

La administración Biden está evaluando prohibir las importaciones estadounidenses de petróleo crudo ruso mientras el Congreso se apresura a aprobar tal restricción para castigar al Kremlin por su invasión de Ucrania.

A principios de esta semana, la Casa Blanca rechazó públicamente las sugerencias de los legisladores de que Estados Unidos prohibiera el petróleo ruso. Pero ha crecido la presión por una prohibición junto con la indignación estadounidense por la invasión de Rusia, y los legisladores han dejado en claro que actuarán.

Estamos analizando opciones que podemos tomar en este momento, si tuviéramos que reducir el consumo estadounidense de energía rusa, pero lo que es realmente más importante es que mantengamos un suministro constante de energía global”, dijo Cecilia Rouse, presidenta del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

El petróleo ruso representó solo alrededor del 3% de todos los envíos de crudo que llegaron a EE. UU. el año pasado, según muestran los datos de la Administración de Información de Energía de EE. UU. Las importaciones estadounidenses de crudo ruso en lo que va de 2022 han caído al ritmo anual más lento desde 2017, según la firma de inteligencia Kpler.

Cuando se incluyen otros productos derivados del petróleo, como el fuel oil sin terminar que se puede usar como materia prima para producir gasolina y diésel, Rusia representó alrededor del 8% de las importaciones de petróleo de 2021, aunque esos envíos también han tenido una tendencia a la baja en los últimos meses.

Reducir el consumo de energía rusa no es el único movimiento que está considerando la administración. Una persona familiarizada con las deliberaciones señaló que Rusia ya se encuentra en una crisis financiera total, con el rublo desmoronándose, el comercio de acciones detenido y la deuda soberana y corporativa golpeada.

Entre las implicaciones de una prohibición del petróleo que la Casa Blanca está evaluando está si la medida realmente dañaría la economía rusa, o si el crudo simplemente iría a otros mercados y haría subir los precios de la gasolina en Estados Unidos.

El precio promedio de un galón de gasolina regular sin plomo fue de $3.84 el jueves, según el club de autos AAA. El crudo Brent cotizaba a más de $116,75 el barril a las 2:27 p.m. en Nueva York.

Cualquier restricción a los flujos rusos causaría dolor exclusivamente del lado del comprador porque los rusos pueden colocar fácilmente su fuel oil en China o India”, dijo David Wech, economista jefe del proveedor de datos petroleros Vortexa Ltd. “Eso pondría a los Estados Unidos en una posición difícil por el impacto en los precios de la gasolina”, agregó.

El ministro de Economía alemán, Robert Habeck, también dejó en claro el jueves su oposición a tales medidas y advirtió que pondría en peligro la “paz social” del país.

Algo que nuestros lectores en TradersBest deben considerar es que si bien la prohibición de las importaciones podría afectar la producción de petróleo de Rusia, eso podría llevar los precios a niveles récord de $150 o más, según algunos analistas de mercado, lo que podría tener repercusiones económicas de gran alcance tanto en el país como en todo el mundo.

Mover hacia arriba
×
Tu código del bono:
La oferta del Bono ya se abrió en una ventana adicional. Si no te aparece, también puede abrirla haciendo clic en el siguiente enlace:
Ir al Proveedor